Iglesia de Santa María


Plaza frente a la iglesia.
© menosdiez.com

La iglesia parroquial, dedicada a Santa María, es de traza goótica, edificada en los siglos XV y XVI y a la que se añadieron construcciones posteriores. La bella portada abierta al sur, bajo la imponente torre, data de 1549 y se adorna con casetones, relieves, colimnas y estatuas renancentistas.
Unas curiosas sentencias aparecen grabadas en la fachada:

"En la casa del que jura no faltará desventura" y "La maldición de la madre abrasa y destruye de raíz hijos y casa".

El templo presenta planta de cruz latina, de tres naves y bóveda de crucería, presidido por su altar mayor, renacentista, dedicado a la Virgen.
A la izquerda del altar mayor, empotrada en el muro, se halla la hornacina que encierra el arca con los despojos de las cabezas de los Sierte Infantes de Lara y de su ayo, Nuño Salido.
Fe de su histórico contenido dan las actas levantadas en 1579, 1737, 1925 y 1974.

Retablo de Santa María


Retablo principal

Con influencia de Berruguete y realizado en la segunda mitad del siglo XVI, consta el retablo de un banco y tres cuerpos con tres calles y cuatro entrecalles, rematadas en un ático con el Calvario.
En el banco cuatro medallones presentan a los cuatro Evangelistas, sedentes, en actitud de escribir sus evangelios, mirando hacia el sagrario. A la izquierda se disponen San Juan y San Lucas, y a la derecha , San Mateo y San Marcos, acompañados de sus respectivos símbolos. Cuatro paneles, con escenas de la Pasión de Cristo separan los medallones. De izquierda a derecha: la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén, la Oración en el huerto, Ecce Homo y Jesús con la cruz a cuestas camino del Calvario.
Dos relieves con la Presentación de la virgen en el Templo y la Adoración de los Magos ocupan el primer cuerpo, a ambos lados de la calle central donde se abre una hornacina avenerada, con la charnela hacia fuera en donde se sitúa la bella imagen de la virgen con el niño. La virgen, de rostro dulce y maternal, aún conserva una cierta belleza de reminiscencias góticas.
En el exterior del doble arco, adornado con cabezas aladas de querubines, se lee la siguiente inscripción en honor a la virgen: "Regina celorum ave mater angelorum ave". A los lados de la hornacina dos relieves presentan la Anunciación y la Adoración de los pastores.
Las hornacinas de las entrecalles de los tres cuerpos, cobijan a los doce apóstoles, flanqueados por columnas estriadas.
La Presentación en el templo y el niño Jesús discutiendo entre los doctores ocupan las calles laterales del segundo cuerpo, mientras en el tercero son los relieves de dos Santos Obispos los que flanquean, en el cuerpo central, el gracioso grupo de la Asunción de la Virgen rodeada de ángeles, bajo el Calvario que corona el ático, sobre montado por el busto del Padre Eterno. Como remate de las calles laterales dos tímpanos semicirculares con cabezas aladas de querubines, medallones, bichas y otros finos elementos decorativos renacentistas.

Retablo de San Benito


A mediados del siglo XVII, don Miguel de Morate Montero, familiar del Santo Oficio de la Inquisición, según reza una inscripción en el banco, mandó construir a sus expensas, el retablo que ocupa la nave de la Epístola, dedicado a San Benito. Es una obra clasicista que bien pudiera atribuirse al escultor Francisco Martínez, vecino de la villa de Salas y autor de varias obras en la zona. Preside, en el primer cuerpo la imagen del santo titular entre las de San Bernardo y San Antón.

En el segundo cuerpo la Inmaculada Concepción y a sus lados San José con el Niño y una imagen posterior. Y en el ático Cristo crucificado.

En la sacristía de magníficas proporciones, se guardan ropas litúrgicas y algunas tallas de interés, como San Pedro, San Pablo y San Juan Bautista, renacentistas, aunque con repintes del siglo XVIII. Extraordinaria es la cruz procesional románica de los siglos XII-XIII. De cobre dorado y grabado con motivos geométricos y florales sostiene a Cristo coronado, con paño de pureza largo, y sin cruzar los pies. Los ojos del crucificado son de esmalte azul, así como la faldilla, esmaltada también en tonos azules y turquesa, con un broche rojo en el cinturón. Faltan los adornos de los extremos flordelisados de la cruz.

CÓMO LLEGAR

La Iglesia está situada a 300 metros del centro urbano

« Anterior Siguiente »



comprando en salas

Búsqueda avanzada


Logotipo del Ayunamiento de Salas de los Infantes