La falta de madera para de nuevo a Kronospan en SalasLa falta de madera para de nuevo a Kronospan en Salas -La Junta ha agilizado las subastas pero la compañía no ha recuperado el stock y detendrá su actividad toda la semana


 

 
 
 
La falta de madera para de nuevo a Kronospan en Salas
La Junta ha agilizado las subastas pero la compañía no ha recuperado el stock y detendrá su actividad toda la semana
 
 

 

Kronospan volvió a detener ayer su actividad en la fábrica de Salas de los Infantes. Al igual que sucediera a principios del pasado mes de diciembre, la falta de madera ha vuelto a obligar a la multinacional austriaca a paralizar su producción. Una situación que se prevé que se prolongue durante toda la semana, pero que no tendrá incidencia sobre la plantilla (realizará otras tareas hasta que se recupere el stock).
La única buena noticia a esta cada vez menos excepcional decisión se encuentra en que en las últimas semanas, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, según confirman desde la propia compañía, sí ha agilizado las subastas y está poniendo más madera en el mercado. Eso sí, en la multinacional aclaran que esos procesos no arrojan soluciones inminentes ya que primero se tiene que producir la adjudicación, luego se tiene que cortar la materia prima...
La falta de madera no ha pillado por sorpresa a Kronospan, que ya el pasado mes de diciembre no descartaba que se pudieran producir nuevos parones en la actividad de la fábrica serrana. Entonces responsabilizaba abiertamente a la Administración regional de haber incumplido sus promesas de poner más madera en el mercado y anunciaba la «suspensión sine die de todas las inversiones previstas» en la planta de Salas. Aunque no se hablaba abiertamente de la posibilidad de una deslocalización, sí se recordaba que en la provincia de Zamora ya tuvieron que cerrar una planta por falta de madera prima.
Poco tiempo después del primer parón se conocía de la existencia de una reunión entre responsables de la multinacional y de la Junta de Castilla y León, que se saldaba con un nuevo compromiso por parte de la Administración autonómica que, ahora sí, ya se está cumpliendo.
El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha explicado a este periódico que, por un lado, «cada empresa tiene la obligación de gestionar su propio parque de madera», de tal forma que la falta de materia prima tenga la mínima incidencia en su actividad. Eso sí, por otra parte también ha reconocido que el proceso administrativo no ha sido todo lo ágil que hubieran deseado.
Suárez-Quiñones ha detallado que la nueva Ley de Contratos del Sector Público «no fue demasiado pensada para este tipo de subastas» y eso ha provocado que se haya podido producir algún retraso.
Con todo, ha defendido que la Junta de Castilla y León tiene planificado poner en el merado 600.000 metros cúbicos de madera en un plazo de 5 o 6 meses y que en la última década se triplicado el volumen de madera que se ha subastado. Anunció, eso sí, nuevas contrataciones de personal para agilizar estos procesos.

« Anterior Siguiente »



MILEURAZO 2019

Búsqueda avanzada

Encuestas

¿ Dónde piensas que se debe ubicar el nuevo Museo de los Dinosaurios ?

 



Logotipo del Ayunamiento de Salas de los Infantes