Carnicería Adolfo

Actividad: Comercio. Carnicería. Alimentación.


Entrada de la tienda
Descripción del negocio

Ubicada en la emblemática y comercial calle Jesús Aparicio- junto a la entrada a la Plaza mayor y enfrente del Mercado de Abastos- la Carnicería Adolfo sigue representando en la localidad de Salas de los Infantes el más alto grado de calidad y servicio en cada uno de sus productos. De tradición familiar, este establecimiento recoge el testigo histórico de una familia dedicada por entero al comercio y al trato mas exquisito y exigente con el cliente.


La Carnicería Adolfo ofrece productos artesanos de la mayor calidad y raigambres elaborados meticulosa y manualmente dentro de sus instalaciones. Destacan por su calidad, color, sabor y aceptación entre los clientes las morcillas artesanas “con receta de la abuela”, las salchichas y los chorizos de elaboración artesanal, el famoso y exquisito “picadillo” y las carnes de vacuno (Buey y ternera) junto con el afamado, famoso y conocido lechazo de la Sierra de la Demanda. El lechazo es por tradición, calidad, sabor, color y aceptación el producto estrella de la tienda y uno de los productos más valorados y apreciados por nuestros clientes.


Este establecimiento, que cuenta ya con más de veinte años de historia, es famoso por la atención y el trato personalizados de sus dueños y dependientes. Cuenta además con una frutería selecta que atiende con mimo y esmero “Loly”, en la que el cliente puede encontrar la mejor fruta fresca con el mejor consejo y siempre al mejor precio atendiendo al servicio y la calidad ofrecidos.


Atención personalizada, trato individual, esmero en el servicio y máxima calidad se convierten así en atributos esenciales de la Carniceria Adolfo. Más de veinte años de historia y una tradición familiar de tres generaciones avalan a este establecimiento como el gran estandarte de los comercios de calidad en Salas de los Infantes. Acérquese hasta nuestro local y encontrara las mejores carnes de la Demanda con los precios más competitivos del mercado. Le esperamos.

UN POCO DE HISTORIA

Mis dos abuelos maternos por parte de padre se llamaban Engracia y Germán, el famoso y conocido por todos en la localidad, Germán Piernavieja. Formaron una pareja muy bien avenida- sobretodo teniendo en cuenta la época. De vocación mecánico, Germán trabajó en su propio taller en Burgos y después como maestro de Fidel Miguel en Salas y como empleado de Medrano en la misma localidad (uno de los grandes empresarios de la época).

Engracia por su parte era una señorona inteligente, atractiva, muy desenvuelta y con un fuerte carácter humano y noble a un mismo tiempo. Comenzó la venta de pescado- y así la tradición de comercio de la familia- en la antigua plaza de Abastos de la localidad, lo que hoy se conoce como la plaza Mayor. Por aquella época la venta en Salas era escasa. Se inició así el comercio con los pueblos de alrededor por medio de un único mecanismo de transporte, la bicicleta. De ello se encargarían la abuela María y la tía Manuela, hijas del matrimonio.

 

Del mismo modo, la misma importancia atesora el recorrido vital de los bisabuelos en la familia por parte de mi padre, Maximiano Martínez del Alamo y Crescencia de Domingo. Familia ésta de tradición ganadera, fueron de los primeros comerciantes en la zona que se dedicaron a la venta del ganado de la carne del mismo. Maximiano, de carácter recio, fuerte de complexión física, ejerció siempre de Patriarca familiar. Se inició como empresario con la gestión de una fábrica de Chorizos que funcionó hasta comenzada la guerra civil. Sería su hijo Julio Martínez quien comenzaría la apertura en la plaza de abastos de una de las primeras carnicerías en aquella época en Salas y en toda la comarca. Julio sería además quien comenzaría la tradición de cría de ganado, convirtiéndose en uno de los grandes ganaderos y criadores de toda la zona de las rasas frisona y parda alpina.

 

Durante muchos años regentó y dirigió el llamado "filato". La palabra en sí procede del término fielato, que no era otra cosa que el puesto fronterizo para la recaudación de impuestos por la importación de productos para el consumo. Etimológicamente: latin (Fidelem): fiel de peso, equilibrio justo, sin inclinación de la balanza ni a uno ni a otro lado. De este modo, se cobraba una cantidad específica por cada una de las piezas de ganado que entraban al mercado de la localidad (lechazos, terneras, bueyes, cerdo).

 

Hoy la tradición sigue viva gracias a la encomiable labor de cuarta y quinta generación de la familia. La carnicería Adolfo, regentada por Adolfo Martínez Piernavieja y su esposa Loli Rica Rojo, mantiene una tradición comercial histórica y exquisita con el mejor trato y servicio al cliente. Y lo hace, vendiendo carne de máxima calidad, color, sabor y textura que se cría en un entorno natural inmejorable, en los pequeños pueblecitos que dan vida y nombre a la Sierra de la Demanda.



Persona de contacto Loly Rica Rojo


Dirección postal

c/jesus aparicio 1.cp 09600.

Salas de los Infantes. BURGOS

Teléfono Teléfono: 947380179 Casa - 947380890 Tienda

e-Mail apiernavieja@hotmail.com

Palabras clave carniceria,fruta,embutidos,quesos,chorizos caseros,ternera,lecrazo de Burgos,carnes rojas,morcillas caseras,picadillo,lomo adobado,

Solicitar más información

« Anterior Siguiente »



comprando en salas

Búsqueda avanzada


Logotipo del Ayunamiento de Salas de los Infantes