C's rompe el pacto con el PP y deja la presidencia de dos comisiones --B. Antón/Salas de los Infantes - miércoles, 14 de octubre de 2015


 
El detonante de la "crisis" en el Ayuntamiento está en el intento de modificar el contrato de una trabajadora que Ruiz llevó a la comisión de Personal, que presidía. El PP votó en contra
El grupo municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Salas ha roto el pacto de gobernabilidad que mantenía con el Partido Popular, según confirmó ayer su portavoz, Julián Ruiz. Según explica Ruiz, «se trataba de un pacto verbal, escrito pero no firmado», en virtud del cual se le otorgó, a cambio de colaboración, la presidencia de la Comisión de Hacienda, Patrimonio, Personal, Régimen Interior y Especial de Cuentas a él mismo, y a José Puig, la presidencia de la Comisión de Industria, Comercio y Empleo. Ambos ediles de la formación naranja han presentado ya su dimisión como presidentes de las mismas, pero seguirán desempeñando en el Ayuntamiento su labor de concejales. 
«La razón de la ruptura es que no podemos seguir gobernando apoyando al PP de Salas mientras se encuentran en la ilegalidad algunas cuestiones del Consistorio», señala Ruiz. Según explica, esas cuestiones corresponden al contrato de una empleada del Ayuntamiento. «Ese contrato fue legal hasta mayo del 2014, momento en el que se decide hacerle indefinido, aumentar el sueldo un 25% y subirlo en dos categorías, y se realizó en contra de un informe del secretario interventor que lo consideraba ilegal al saltarse las normas de contratación en la administración pública. Es más, cada nómina que firma el secretario tiene su contra informe donde determina como ilegal ese pago», dice. 
Dentro de los objetivos que se había marcado Ruiz al frente de esta comisión era el de «revisar los contratos de todos los empleados para determinar si eran suficientes y regularizar la situación de ese contrato en concreto y que el secretario consideraba ilegal». Con estos antecedentes, y según Ruiz, dio instrucciones al secretario para que el contrato de esta empleada volviera a tener las mismas condiciones que en abril del 2014 y adecuara su nómina al mismo, cuando «su situación era legal». «La alcaldesa tuvo la posibilidad de firmar las dos nóminas, la ilegal que venía firmando desde mayo del 2014, y la rectificada y que correspondía volver a la situación anterior. Firmó la que venía haciendo desde mayo del 2014 y me dijo que había pedido un informe al secretario para que le dijera los mecanismos para declarar nulo un acto administrativo, lo que me parece un pantallazo y seguir perpetuando la situación actual», explica Ruiz, que asegura que su intención no es despedir a nadie, sino que se regularice esa situación. 
Igualmente, explica el portavoz de C´s, en septiembre convocó una comisión para proponer la revisión de este contrato. «Los concejales del PP votaron en contra y los de la ACS y el PSOE se abstuvieron. Nos dejaron solos. Además, el acuerdo al que llegamos con el PP registraba que iba a primar la voluntad del presidente de la comisión, y no ha sido así, por lo que no me queda más que dimitir». De esta forma, el acuerdo verbal de colaboración para gobernar el Ayuntamiento entre el PP y C´s ha durado 3 meses, desde el 10 de julio. Según Ruiz, ahora pasarán a la oposición pero «abiertos a colaborar siempre que se sigan los cauces de la legalidad». Además de los 4 ediles  del PP, que gobierna el Ayuntamiento, y de los 2 de C´s, hasta ahora socios, el Consistorio está compuesto por 4 ediles de la Agrupación Cívica Salense y una edil del PSOE. 
 
 
Arroyo no valora el «polémico» contrato 
 
Marta Arroyo, alcaldesa popular de Salas, discrepa con Ruiz en el tema del acuerdo. «Entre nosotros no existía ningún pacto, tal y como dijo el propio portavoz de Ciudadanos en la sesión de organización del Ayuntamiento. En su día nosotros ofrecimos a todos los grupos que asumieran alguna concejalía, ya que pensamos que con cuatro concejales sólo es imposible atender todas las necesidades del Ayuntamiento, y fue Ciudadanos el único que accedió, planteándolo como una oposición en positivo», explica Arroyo, que reconoce que aquel acuerdo previo se quedó pendiente de concretar, algo que no ha llegado a suceder, según señala.
Tal y como cuenta Arroyo, durante el verano, ha puesto al día a Julián Ruiz en muchos aspectos del Ayuntamiento, incluidos los relacionados con el área de Personal. «Aprovechó que yo estaba de vacaciones para convocar una comisión de la que tuvimos conocimiento al recibir el orden del día. Entendemos que cualquier pacto o acuerdo se basa en un diálogo previo, discusión si es necesario, y en todo caso consenso, sobre el asunto a tratar. Al no haberse producido así, es por lo que votamos en contra en la comisión, por su forma de hacer las cosas y por su postura de: si no haces lo que yo digo, dimito», manifiesta la alcaldesa, que prefiere no profundizar en el asunto del contrato al entender que son «detalles procedimentales que deben de resolverse en el seno del Ayuntamiento».
En cuanto a las comisiones, éstas no se quedan sin presidente, ya que la alcaldesa es presidenta nata de todas ellas. «Ya veré si delego en otras personas o ejerzo yo en las comisiones de cuya presidencia han dimitido los dos concejales de Ciudadanos», apostilló Arroyo

« Anterior Siguiente »



FEDEROPTICOS STUDIO

Búsqueda avanzada


Logotipo del Ayunamiento de Salas de los Infantes