UN CENTENAR DE PERSONAS PARTICIPAN EN GEOLODÍA


Un centenar de personas celebra el Geolodía en el entorno de Salas

La original cita comenzó a celebrarse en 2005 en Teruel
Hoy en día se realiza en todo el país
 
 

M. A. DE LA CRUZ / Salas
Conocer los secretos que esconden los paisajes naturales, así como su estrecho nexo con el pasado del planeta y las especies que viven -o vivieron- en el mismo, es uno de los objetivos de la celebración del Geolodía.
Y más de un centenar de personas no dudaron en disfrutar de la cita que, de la mano de los responsables del Museo de los Dinosaurios de Salas, se convirtió en un interesante paseo por el pasado del paisaje burgalés.
Esta original propuesta, que también se celebró ayer en muchas otras provincias del país, comenzó en 2005 en Teruel hasta lograr instaurarse como una ‘cita oficial’ en 2010, tras ser impulsada ese año por la Sociedad Geológica de España, coincidiendo con la celebración del Día Internacional de la Madre Tierra. En 2013, participaron 8.400 personas en toda España.
La celebración ayer del Geolodía en la provincia de Burgos, y bajo el título ‘Dinosaurios, ostras y bacterias. Un paseo por el Mesozoico’, fue organizada de forma conjunta por el Colectivo Arqueológico-Paleontológico Salense (CAS) y el Museo de Dinosaurios de Salas de los Infantes cuyos responsables hicieron las veces de expertos guías.
Auxiliados por geólogos y paleontólogos, los visitantes participaron en la reconstrucción de los principales eventos geológicos en la región, y pudieron adquirir algunos conocimientos básicos sobre cómo se obtiene la edad de las rocas o la interpretación de los ambientes en que vivieron los fósiles de distintos grupos de seres vivos, entre otras muchas curiosidades. Así como sobre el interés económico de algunas rocas formadas hace millones de años y que en la actualidad, forman parte del paisaje actual del sureste de la provincia de Burgos.
El punto de partida fue Salas de los Infantes -villa íntimamente ligada a la paleontología y a la geología-, desde donde se desplazaron hasta el yacimiento de las Sereas 7, en Quintanilla de las Viñas, para observar de cerca el yacimientos de icnitas (huellas de dinosaurio) mejor conservado de la provincia de Burgos.
De allí se trasladaron a las cercanías de Mazariegos, donde visitaron una cantera de arena y gravas en explotación en las que escucharon las explicaciones de los especialistas en torno a las características del terreno en el que se encontraban «como en un libro abierto», comentó alguno de los visitantes.
El último lugar que se visitó fue un punto del camino que comunica el pueblo abandonado de Mazariegos con el vecino de Mecerreyes, y en el que pudieron apreciar restos de estromatolitos -antiquísimas colonias de cianobacterias-, de los que gracias a las explicaciones de los expertos que les acompañaban, supieron que son directos descendientes de las que liberaron hace más de 2.500 millones de años el oxígeno que hoy respira el hombre.
La celebración de Geolodía 14, sirvió además, como inicio para la celebración del Día Internacional de los Museos en el que el espacio salense participará con la organización de un variado programa de actividades. Y todas ellas dirigidas a todos los públicos, y de nuevo en colaboración con los miembros del Colectivo Arqueológico-Paleontológico Salense (CAS) y la Fundación para el Estudio de los Dinosaurios en Castilla y León.

« Anterior Siguiente »



NAVIDAD 2016

Búsqueda avanzada


Logotipo del Ayunamiento de Salas de los Infantes