LOS DATOS PUBLICADOS POR EL INE CONSTATAN LA PERDIDA DE POBLACION DE LA COMARCA, EMPIEZA A SER UN VERDADERO PROBLEMA PARA BASTANTES PUEBLOS


palacios en 5 años registra en el padrón municipal una perdida de más de 100 habitantes.

La mayoría de los pueblos de Pinares sigue perdiendo población

B.A. / Salas de los Infantes - lunes, 10 de febrero de 2014
 

 

Compartir > >
 
 
 
   
Los casos más llamativos son los de Palacios de la Sierra y Hontoria del Pinar, con una pérdida de 42 y 38 censados. Las escasas opciones profesionales en la zona provocan el éxodo de jóvenes

b. antón / salas de los infantes
La falta de relevo generacional y las escasas opciones profesionales en la comarca de Pinares siguen provocando que esta pierda población, tal y como se puede extraer de los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística, donde se recoge el padrón municipal de sus pueblos a 1 de enero de 2013 y que evidencia una pérdida continuada de empadronados en la mayoría de los municipios de esta comarca, circunstancia que se puede extrapolar de manera proporcional al resto de localidades de la provincia.
El caso más llamativo es el de Palacios de la Sierra, que ha experimentada una brusca bajada de 42 personas entre 2012 y 2013, protagonizando el mayor descenso de la comarca, ya que ha pasado de 791 a 749 registros en su padrón. El dato puede llegar a ser hasta alarmante si se tiene en cuenta que en el año 2009 existía un censo de 858, es decir, que en los últimos cinco años su censo ha disminuido en 109 personas. También fue significativo el descenso entre los años 2009 al 2010, bajando en 32 personas, de 858 a 826.
INMIGRANTES. «Durante los últimos años estamos registrando muchos fallecimientos, ya que hay mucha gente mayor que va muriendo y también hemos eliminado del padrón a un número importante de inmigrantes, que cuando llegaron a Palacios se empadronaron y después de tiempo sin vivir aquí les hemos eliminamos», explica la alcaldesa Estibaliz Llorente, que añade a estos motivos del descenso el que haya pocos nacimientos y que algunas familias, al irse a estudiar los hijos fuera de Palacios, han decidido también marcharse con  ellos.  
Hontoria del Pinar es otro de los municipios que llama la atención por su notable descenso, ya que su padrón a 1 de enero de 2013 refleja que aparecen 38 personas menos que en el del año anterior. La perdida de registros ha ido disminuyendo paulatinamente en esta localidad durante los últimos cinco años,  siendo el más marcado el último publicado por el INE y el que muestra los datos entre 2009 y 2010, cuando se descendió en 21. Desde el 2009, ha perdido 63. Los motivos, según explica el alcalde, Javier Mateo, son similares a los de Palacios y están relacionados con una población envejecida que va falleciendo, a la marcha de alguna familia que era de fuera y que tras quedarse sin trabajo se ha marchado, y algunos inmigrantes, que como llegan, se van.
Hay otros pueblos en la comarca que también han experimentado una bajada muy marcada de número de personas registradas en el padrón municipal entre el uno de enero de 2012 y el 1 de enero de 2013 como son Huerta de Rey, con 26 menos y que ha perdido 75 en los últimos cinco años; Covarrubias, con 23, experimentando la mayor bajada desde el 2009 en 2013; Neila, con 22, y que aunque con ligeras pérdidas era estable desde 2009 hasta el último registro; Salas de los Infantes, con 16; que ha perdido 10 en los últimos cinco años tras experimentar una crecida de 31 entre 2009 y 2010; Barbadillo del Pez, con 12, tras haber aumentado en 11 entre el 2011 y el 2012; y Castrillo de la Reina, con 11, que ha bajado en 28 desde 2009.  
El último año registrado por el INE muestra también que Barbadillo de Herreros ha perdido 6; Cabezón de la Sierra, 3; Canicosa dela Sierra, 9; La Gallega, 4; Huerta de Arriba, 3; Mamolar, 2; Pinilla de los Barruecos, 6; Pinilla de los Moros, 2; Monterrubio de la Demanda, 1; Quintanar de la Sierra, 7; Regumiel, 1; o Mambrillas de Lara, 3.
Excepcionalmente, hay algunas localidades que muestran un ligero aumento del número de empadronados entre el 2012 y el 2013. Esta lista la encabeza Santo Domingo de Silos, que ha crecido en seis personas, de 310 a 316. Echando la vista atrás, en enero del 2009, el número de registros en su padrón era de 319, dato que creció en el 2010 hasta 326, y en el 2011 bajó a 318.
Este crecimiento, como explica Emeterio Martín, alcalde de Santo Domingo de Silos, tiene que ver con la llegada de nuevos monjes al convento y con algún nacimiento. «También se han empadronado personas que antes vivían en la ciudad y tras jubilarse han decido venir a vivir al pueblo, y de otras que pasan largas temporadas en Silos o en sus aldeas y han optado por empadronarse aquí. De esta manera nos ayudan y se benefician por ejemplo de un menor precio en el impuesto de circulación», explica el alcalde de Silos.
leve aumento. A Silos le sigue Barbadillo del Mercado, que entre 2012 y 2013 ha aumentado en 3, de 155 a 158. Mención aparte merece que este municipio, de todos los que han crecido en el último año, es el único que muestra una cifra superior a 1 de enero de 2013 que a 1 de enero de 2009, que era de 154. En el 2010 fue de 156; en el 2011, de 162; descendiendo a 155 en el  2012. José Antonio Sancho, alcalde de Barbadillo, señala que este leve aumento se debe a la llegada de personas que han encontrado trabajo aquí, bien en el sector de la hostelería o en el del hogar, cuidando a personas mayores.
Según los últimos datos del INE han crecido en dos empadronados Hortigüela, de 101 a 103; y La Revilla y Ahedo, de 122 a 124; y en uno, Rabanera del Pinar, de 117 a 118; y Vilviestre, de 656 a 657. En el caso de esta última localidad, es reseñable que en 2009 aparecían en su padrón un total de 743 personas, que descendieron a 698 en el 2010, es decir, 45 menos.
Hay que tener en cuenta que estos datos son los que aparecen en el registro del padrón del Ayuntamiento, y aunque son los que se interpretan en la información, la realidad es que hay personas empadronadas en los pueblos que no residen en ellos de manera continua y también hay otras que viven o pasan largas temporadas en ellos y están incluidas en el padrón de otras localidades o ciudades. Por ello, el número que aparece en el padrón puede no coincidir, o incluso estar alejado, del de personas que realmente viven y pernoctan en los pueblos de la comarca serrana

« Anterior Siguiente »



comprando en salas

Búsqueda avanzada


Logotipo del Ayunamiento de Salas de los Infantes