EL SEPRONA INVESTIGA UN VERTIDO DE LA EMPRESA KRONOSPAN


Es más llamativo que peligroso, aseguran desde la empresa, lo que no implica que no se investigue. Y eso es lo que hace el Servicio de Protección de la Naturaleza, Seprona, que ya ha recogido varias muestras del colorante de color verdoso que se ha vertido desde las instalaciones de la empresa Kronospan, de Salas de los Infantes, y filtrado a una finca particular perdida desde hace años y, al parecer, también a un arroyo cercano, según testigos.
Y mientras los agentes del Seprona llevan a cabo la investigación pertinente, después de la presencia física en el lugar y recoger muestras del vertido, para determinar su naturaleza y si ha provocado daños medioambientales e, incluso, si se trata de un vertido accidental o provocado, y depurar responsabilidades, la empresa lamenta el suceso y se ha puesto manos a la obra para retirar el vertido y restaurar la finca anegada. Ayer una brigada de 15 personas de la propia empresa y de una subcontrata se afanaban en recoger el barro y la hierba teñidos de verde, acumulados en la finca, ayudados también por una retroexcavadora. Las labores continúan hoy y una vez totalmente limpio, el terreno se restaurará depositando tierra nueva. Así lo manifestaban ayer fuentes de la dirección de Kronospan, que no saben con certeza cómo se produjo el vertido. En todo caso, aseguran que se trata de un colorante que no es tóxico y que se emplea para teñir los tableros con los que se fabrican los muebles domésticos. En concreto, este colorante verde -aunque también puede verse azulado- se utiliza en las tablas hidrófugas (resistentes a la humedad) para diferenciarlas del resto de tableros. Tal y como explican desde la empresa, se utiliza en una disolución entre el 5 por ciento y 10 por ciento porque una sola gota tiñe mucha cantidad de agua. De ahí que aunque solo se derramaron unos 10 litros o quizás menos, al caer a tierra anegada de balsas de agua debido a las recientes lluvias, el vertido sea mucho mayor.
En todo caso, desde la compañía ya han actuado y aseguran que dejarán la finca a donde ha filtrado absolutamente limpia. El propietario de la misma, con quien se han puesto en contacto desde el Ayuntamiento, no presentará denuncia al ser terreno baldío y ha permitido la labor de limpieza.
Desde la dirección se cree que el vertido se pudo producir el sábado cuando se procedía, como se hace cada cierto tiempo, a retirar los residuos líquidos; entonces se pudo caer algún contenedor que contenía el colorante, o bien le pasó por encima alguna rueda del vehículo que hacía esa labor. Kronospan está situada en alto y el vertido rebasó primero al terreno de la empresa y después filtró por un talud a la finca de enfrente.

 

Es más llamativo que peligroso, aseguran desde la empresa, lo que no implica que no se investigue. Y eso es lo que hace el Servicio de Protección de la Naturaleza, Seprona, que ya ha recogido varias muestras del colorante de color verdoso que se ha vertido desde las instalaciones de la empresa Kronospan, de Salas de los Infantes, y filtrado a una finca particular perdida desde hace años y, al parecer, también a un arroyo cercano, según testigos.
Y mientras los agentes del Seprona llevan a cabo la investigación pertinente, después de la presencia física en el lugar y recoger muestras del vertido, para determinar su naturaleza y si ha provocado daños medioambientales e, incluso, si se trata de un vertido accidental o provocado, y depurar responsabilidades, la empresa lamenta el suceso y se ha puesto manos a la obra para retirar el vertido y restaurar la finca anegada. Ayer una brigada de 15 personas de la propia empresa y de una subcontrata se afanaban en recoger el barro y la hierba teñidos de verde, acumulados en la finca, ayudados también por una retroexcavadora. Las labores continúan hoy y una vez totalmente limpio, el terreno se restaurará depositando tierra nueva. Así lo manifestaban ayer fuentes de la dirección de Kronospan, que no saben con certeza cómo se produjo el vertido. En todo caso, aseguran que se trata de un colorante que no es tóxico y que se emplea para teñir los tableros con los que se fabrican los muebles domésticos. En concreto, este colorante verde -aunque también puede verse azulado- se utiliza en las tablas hidrófugas (resistentes a la humedad) para diferenciarlas del resto de tableros. Tal y como explican desde la empresa, se utiliza en una disolución entre el 5 por ciento y 10 por ciento porque una sola gota tiñe mucha cantidad de agua. De ahí que aunque solo se derramaron unos 10 litros o quizás menos, al caer a tierra anegada de balsas de agua debido a las recientes lluvias, el vertido sea mucho mayor.
En todo caso, desde la compañía ya han actuado y aseguran que dejarán la finca a donde ha filtrado absolutamente limpia. El propietario de la misma, con quien se han puesto en contacto desde el Ayuntamiento, no presentará denuncia al ser terreno baldío y ha permitido la labor de limpieza.
Desde la dirección se cree que el vertido se pudo producir el sábado cuando se procedía, como se hace cada cierto tiempo, a retirar los residuos líquidos; entonces se pudo caer algún contenedor que contenía el colorante, o bien le pasó por encima alguna rueda del vehículo que hacía esa labor. Kronospan está situada en alto y el vertido rebasó primero al terreno de la empresa y después filtró por un talud a la finca de enfrente.

 

« Anterior Siguiente »



NAVIDAD 2016

Búsqueda avanzada


Logotipo del Ayunamiento de Salas de los Infantes