COMIENZA A DESMANTELARSE EL ÚLTIMO TRAMO DEL SANTANDER-MEDITERRANEO


 
MANIFESTACIÓN DE LOS VECINOS

ADIF sigue con la retirada de vías a pesar del
rechazo de los ciudadanos

Cabezón de la Sierra
amaneció llena de maquinaria con la que se seguirá esta labor
 
 

C. G. / Salas
La tranquila villa de Cabezón de la Sierra amaneció en
día de ayer con un cierto sobresalto en el entorno de su vieja estación de
ferrocarril. Allí se estaba produciendo el desembarco de la maquinaria propiedad
de le empresa ‘M. Férricos 9 SL’, adjudicataria del desmantelamiento de las vías
del Santander-Mediterráneo ordenado por ADIF, y trabajadores de una empresa de
seguridad supervisaban por la carretera de acceso, y aledaños.
   Según
parece, las movilizaciones que se han mantenido en las poblaciones de La
Revilla-Ahedo, Salas de los Infantes, Castrillo de la Reina y Cabezón de la
Sierra hacían presagiar a los responsables de las actuaciones, en las que
también está involucrada la filial del Administrador ferroviario ‘Enajenación de
Materiales Ferroviarios SA’ (Emfesa), que habría algún tipo de
oposición.
Y así fue, en parte. Una veintena de personas, vinculadas a
las localidades referidas, y entre las que se encontraban algunos munícipes, se
personaron al mediodía en el paraje y desplegaron una pancarta en la que se
podía leer: ‘No al desmantelamiento de las vías. Por nuestro tren turístico’,
sin que se produjera incidente alguno.
 Los trabajadores continuaron con
sus actividades, que en esos momentos estaban centradas en el desmontaje de un
pequeño tramo de vía que quedaba por desmantelar en dirección a Rabanera del
Pinar. Para Emfesa, el desmantelamiento del trayecto entre Cabezón y Salas, que
será ejecutado de manera inmediata después de más de quince días de parón en las
tareas de desmontaje, se mantendrá hasta que no haya contraorden de ADIF. Tendrá
una duración de unos dos meses.
Abatimiento
 Entre los
manifestantes reinaba una sensación de abatimiento y hastío. Alguno de ellos
hablaba de «vergonzosa actuación para desmantelar el último tramo del
Santander-Mediterráneo, con la que se trunca un interesante proyecto turístico
en forma de tren de cine».
Otros ponían énfasis en el aspecto político
subrayando que «si ésta es la política del PP con el medio rural, es para
echarse a llorar», y en la posible alternativa: «Se podría rehabilitar el
recorrido como vía verde», recordaban también.
Terminada la protesta,
responsables de Emfesa y de los Consistorios de Castrillo de la Reina y Salas de
los Infantes mantuvieron un improvisado e informal encuentro ‘in situ’, del que
trascendió la posible negociación postrera para evitar el desmantelamiento
completo de las vías del ferrocarril.
En ese sentido, desde ADIF se ha
mantenido desde el primer momento que dejarían sin levantar un subtramo entre La
Revilla-Ahedo y la estación de ferrocarril salense, virtualidad que no convence
a ninguno de los Ayuntamientos, ni a la Asociación para la Recuperación del
Patrimonio Ferroviario (Arpafer) que lleva trabajando diez años en el proyecto
‘Un tren de cine’.

 
 


« Anterior Siguiente »



NAVIDAD 2016

Búsqueda avanzada


Logotipo del Ayunamiento de Salas de los Infantes