LA ARRAIGADA Y POPULAR ROMERÍA DEL CARMEN VOLVERÁ A CONGREGAR MAÑANA 16 DE JULIO A NUMEROSOS SALENSES EN CASTROVIDO. - PROGRAMA - 12,00. PROCESIÓN DESDE LA ERMITA, SEGUIDA SANTA MISA - 13,00 APARITIVO POPULAR -14,00 BAILE VERMÚT -20,30


 

     
 

La Ermita de Nuestra  Señora del Carmen

Otros

FOTO

En la construcción de este templo se observan tres fases:
1) La primera correspondería a la cabecera, de tipología próxima a gustos prerrománicos (mozárabes o al menos de época condal).
2) La segunda, inmediata hacia el occidente y afectando también al interior de la cabecera, posiblemente atribuible a la etapa gótica.
3) La tercera, como una nueva prolongación también hacia el Oeste, de tiempos modernos, tal vez de la misma cronología que la sacristía añadida a la cabecera por el mediodía y fechada en 1880, aunque también es posible que esta última sea una fase constructiva diferenciada de la anterior.
El emplazamiento de la cabecera y la necrópolis antropomórfica (las dos tumbas infantiles excavadas en la roca), parecen indicar que se trataría del único vestigio más antiguo del poblado, del altomedievo, previo al paulatino y progresivo desplazamiento hacia la ribera. Sin embargo no podemos considerar a este templo como el primero de Castrovido, ya que no se corresponde con las primeras citas documentales del año 964, pero tal vez podamos ponerlo ya en relación con las del año 1094 y, desde luego, con las posteriores, ya del siglo XII.
El origen de la ermita debe situarse en los momentos finales de la plenitud medieval, en el siglo XI e incluso en el XII, antes del desarrollo pleno del románico.
La primitiva construcción del templo fue ampliada y reformada en los siglos XIII o mejor XIV, creando un edificio gótico no especialmente vanguardista; de hecho en la cabecera se procedió a un recrecido interno con un nuevo forro en los paramentos capaces de soportar el arco apuntado de su bóveda.
Parece ser que en épocas anteriores esta ermita tuvo la advocación de Justo y Pastor, pues Madoz en su diccionario, al hablar de Castrovido, hace referencia a esa dedicación y no a la Mariana.
En Octubre de 1996 se realizó una intervención arqueológica en la restauración de la ermita del Carmen; se analizaron seis sepulturas de la necrópolis con los siguientes resultados.
Sepulturas de murete
Se hallaron dos sepulturas bajo el arco triunfal, en parte cimentadas sobre la roca madre, delimitadas por muretes trabados con una argamasa ligera de cal y arena. No conservan cubierta y corresponderían al final de el siglo XVII o al XVIII.
La realización de estas sepulturas supuso la destrucción de otras precedentes, cuyos restos, aún bien orientados y posicionados, aparecieron cortados (fémures).
Sus posiciones preeminentes dentro del espacio litúrgico, así como su tipología, parecen conferirles un rango privilegiado.
La sepultura 1 parece ser la original y primera, de mejor calidad, y da la impresión de que la sepultura 2 es un añadido a ésta. Ambos cuerpos tuvieron un amortajamiento simple, es decir, sin ataúd.
Esqueleto de la sepultura 1: Aparece muy estirado en la sepultura, y aparentemente parece un individuo juvenil y posiblemente  mujer. Se halló este esqueleto con su pequeño ajuar, como cuentas de collar de pasta vítrea azul y de madera alrededor del cuello, restos cerámicos, una hebilla cuadrangular de hierro, multitud de restos óseos humanos revueltos y fragmentados de muertos anteriores.
Esqueleto de la sepultura 2: Parece corresponder a un hombre. El tronco se encuentra muy encajado entre las paredes laterales de la sepultura; como el resto del esqueleto en general, está un tanto comprimido dentro de la sepultura, tanto es así que parece como si se hubiera tirado de él desde las axilas. Ello produce que la “mirada” del cadáver se dirija hacia sus propios pies. Da la sensación de que era un individuo excesivamente corpulento para la sepultura que ocupa.
La orientación del esqueleto, con la cabeza al Este y mirando al Oeste, al interior de la nave, nos hace sospechar que se trata de un presbítero, ya que según el ritual cristiano, mientras la comunidad es enterrada con la mirada puesta en el levante, los presbíteros, como pastores de la iglesia, eran enterrados mirando a su comunidad de fieles, por quienes seguirían velando desde la otra vida.
También aparecieron dos hebillas de hierro a la altura de los pies, junto a restos informes y muy alterados de cuero, todo ello posiblemente perteneciente a sus zapatos, restos cerámicos y multitud de restos óseos humanos revueltos y fragmentados de muertos anteriores.
Sepultura de lajas
Fuera de la ermita, tras la cabecera, se estudiaron dos tumbas de lajas con cubierta. Una fue alterada por la construcción de la cabecera del templo, de lo que se deduce que la necrópolis es anterior a éste y que podríamos situarla en pleno siglo XI, dada su tipología.
Sepulturas infantiles excavadas en la roca
Existen dos sepulturas de tipología olerdolana: sus plantas son antropomórficas, con los pies redondeados, el tronco ovoide, hombreras acusadas, cabecera de herradura muy marcada, con la mirada hacia el Este.
La roca sobre la que se tallan estas sepulturas ha sufrido un alisado es su reborde, lo que permitía asentar una cubierta.
Su datación puede establecerse entre el siglo VIII y el X, funda-mentalmente en las dos últimas centurias.

 

 
 
 
 

El Castillo de Castrovido  »

     logo junta     logo feoga     logo ministerio     logo leader     logo agalsa     logo diputacion

 
 

¿Quieres que te informemos con un SMS de los eventos que tienen lugar en la Sierra de la Demanda?

mail                  

mail                  

    
       

      ¿Quieres recibir en tu email nuestro boletín informativo? Es fácil: apunta tu dirección de correo electrónico.

mail                  
    
       
 
version móvil
Asociación Grupo de Acción Local AGALSA Sierra de la Demanda
C/ Ondevilla, 24. 09199. Pineda de la Sierra. Burgos. España
Tfnos. 947 42 40 28 / 608 742 743
Fax: 947 42 40 29
agalsa@sierradelademanda.com
 

« Anterior Siguiente »



comprando en salas

Búsqueda avanzada


Logotipo del Ayunamiento de Salas de los Infantes