CONTINUA EL DURO ENFRENTAMIENTO EN EL SENO DE LA JUNTA DE LEDANIAS


    
                
POLÉMICA

Continúa el duro enfrentamiento en el seno de la Junta de Ledanías

En su última reunión no lograron ningún acuerdo al repetirse la enemistad de sus miembros
 
 
 

CARMELO GARCÍA / Salas
La Junta de Ledanías, administración supramunicipal de la que participan las localidades de Castrillo de la Reina, Hacinas, Castrovido, Terrazas, Arroyo, Monasterio de la Sierra y Salas de los Infantes, celebró una reunión en la que se puso de manifiesto el grave deterioro institucional en el que está sumida.
Y es que desde su misma constitución en diciembre de 2011 -seis meses después de lo preceptivo- y hasta el momento, en todas las sesiones han quedado claras las grandes diferencias entre los ‘hermanos’, siendo mínimos los acuerdos logrados. Incluso hay en marcha un recurso contencioso-administrativo, interpuesto hace varios meses por los representantes de Hacinas y Castrillo de la Reina, José Manuel Rey y Galo Contreras, respectivamente, sobre el actual funcionamiento de la entidad.
Así, en la cita referida el ambiente ya enrarecido fue aumentando de tono y se perdieron las formas, provocando una situación de ‘vergüenza ajena’ entre los asistentes. De poco sirvieron las palabras del representante de Monasterio de la Sierra, José Luis María, sugiriendo algún tipo de cambio y de solución, hasta el punto de que comentó «no sé lo que hago aquí». Porque nada se pudo aprobar, como es ‘costumbre’, al otorgar Rey y Contreras su voto negativo particular a los puntos del orden del día.
Desde diciembre de 2011
La sesión, que contó con la presencia del secretario-interventor, ni siquiera sirvió para clarificar el debate de si los miembros de la Junta de Ledanías representan a las localidades o a los vecinos, simbolismo fundamental en este tipo de instituciones.
En diciembre de 2011 los peores augurios se hicieron realidad en la sesión constitutiva de la Comunidad de Villa y Tierra de la Junta de Ledanías, en la que participan los Ayuntamientos de Hacinas, Castrillo de la Reina y Salas de los Infantes -como hermanos mayores-, y los integrantes del Concejo de Arriba: Monasterio de la Sierra y Arroyo de Salas, junto a los barrios administrativos de Terrazas y Castrovido como hermanos menores, ya que dos de los componentes decidieron abandonar la reunión antes de que que ésta concluyera.
El litigio fue desatado por los representantes de Castrillo de la Reina y Hacinas, que requerían la votación para designar al presidente de la Junta de Ledanías. Y ante la negativa del salense Raúl Vicario, que ejercía de máximo responsable de la reunión alegando que desde hace más de 250 años la presidencia la ostenta el representante del Ayuntamiento de Salas, y la costumbre hace ley», los aludidos dijeron que impugnaban como se estaba llevando a cabo la reunión plenaria, tras lo cual se levantaron de la mesa. Desde aquella fecha la situación ha ido empeorando, al igual que las relaciones entre los componentes de Ledanías. Tal y como parece, dicho enquistamiento sólo se podrá resolver cuando el juez dictamine sobre el recurso de Hacinas y Castrillo.

 
                                    
 
         
             

     

« Anterior Siguiente »



FEDEROPTICOS STUDIO

Búsqueda avanzada


Logotipo del Ayunamiento de Salas de los Infantes