LA ALCALDESA DE SALAS SUPERA LA MOCIÓN DE CONFIANZA


confianza en el Pleno

El PRCAL votó ayer en contra, mientras los concejales de ACS y PSOE se abstuvieron
Marta Arroyo asumió el control del déficit y de las expropiaciones del pantano
 
 
 

CARMELO GARCÍA / Salas
El equipo de Gobierno de la alcaldesa serranomatiega, Marta Arroyo Ortega, superó ayer la cuestión de confianza, que, vinculada a la aprobación de los presupuestos del actual ejercicio, había presentado para su debate en el Pleno extraordinario, celebrado en la tarde de ayer, en medio de una gran expectación. Y a pesar de todo, se puede decir que vida sigue igual en el Consistorio serranomatiego porque, como ya ocurriera en diciembre del año pasado con las cuentas de 2012, la votación arrojó el mismo balance: los cuatro ediles del grupo popular dieron su voto afirmativo, los tres del Partido Regionalista de Castilla y León (PRCAL) negaron la confianza, y los restantes -dos de la Agrupación Cívica Salense (ACS) y uno del PSOE-, se abstuvieron.
La abstención estuvo fundamentada en el compromiso de Arroyo, como en diciembre de 2012, de compensar el posible déficit «en ejercicios futuros y siempre antes de la finalización del presente mandato», aseguró. Así como sin aplicar el Remanente de Tesorería, salvo que exista la oportuna consignación presupuestaria, comprometiéndose «a no usar fondos procedentes de las expropiaciones del pantano de Castrovido para financiar inversiones que no sean previamente respaldadas por al menos tres de los cuatro grupos municipales», añadió.
Antes de la votación nominal hubo análisis y debate que, políticamente, se puede resumir en la conocida frase de 'para este viaje no hacen falta alforjas' porque los portavoces se reafirmaron en las posiciones conocidas en los plenos anteriores, y las manifestaciones publicadas por 'El Correo de Burgos', en los últimos días.
En todo caso, los numerosos salenses que acudieron al salón de Plenos, en el que también estuvieron presentes regidores de municipios cercanos, conocieron personalmente el tipo de discusión que se suscita en las reuniones plenarias, y algunos de sus entresijos.
La cita arrancó con una larga exposición de Arroyo en la que realizó un repaso sobre los debates presupuestarios, pasados y recientes, y fundamentó la propuesta de la moción de confianza.
Y con sus palabras manifestó que, aunque se vinculaba al 'haber y el debe' de 2013, la cuestión se unía «al hecho de que de forma continuada se está hablando en este Pleno de la mala o nula gestión que lleva a cabo el equipo de Gobierno, dicho y repetido hasta la saciedad», comentó, junto con la mayor de las desconfianzas posibles «con que nos encontramos ante cualquier cuestión que se plantea», ya sea de mínima o de máxima importancia. «Y eso es lo que nos ha llevado a tomar la decisión de vincular la aprobación de los Presupuestos a disponer de la confianza necesaria para que podamos seguir desempeñando las labores de gobierno», argumentó Arroyo.
«¿Quién piensa en Salas?»
Tras la alcaldesa, siguió en el turno de palabra el representante del PRCAL, Julián Ruiz Navazo, que, preguntándose «¿quién piensa en Salas?, ¿quién pide perdón a Salas?», incidió en los defectos que, a su parecer, contenían cuentas anteriores que «desde 2008 hasta 2012 arrojan una liquidación negativa de 427.000 euros…, déficit que se ha cubierto con las expropiaciones del pantano de Castrovido».
Por parte de ACS intervino su portavoz, Jesús Ángel González García, quien se reafirmó en su negativa a los Presupuestos, por la falta del acuerdo sobre el déficit y el remanente de Tesorería, además de matizar que «la confianza se pedía por las cuentas y no por otras cuestiones».
Desde el PSOE, Asunción Velasco Cuesta dijo no entender «por qué se ha llegado a esta situación», si se asumían los condicionantes sobre los Presupuestos del ejercicio pasado, «y sólo pedíamos la liquidación y avances sobre la marcha económica de este primer cuatrimestre», comentó.
Gobernabilidad, en plazo
Finalizado el Pleno, los munícipes de ACS, González y Raúl Vicario Palacios, declararon que si en el ecuador de la legislatura -que se cumple en junio- el Partido Popular no cumple ni cuantifican los compromisos adquiridos en el acuerdo de gobernabilidad suscrito entre las dos formaciones, «estaremos abiertos a una posible moción de censura para la remoción de la Alcaldía en el Ayuntamiento salense», advirtió. En dicho plazo, y ya aprobados los presupuestos de la Junta, se tiene que «producir un compromiso político en la definición del acuerdo por parte de quienes lo firmaron: Marta Arroyo y César Rico», según ACS.
Dicho documento contempla, entre otras actuaciones, la ejecución de importantes proyectos que se viene demandando desde la ciudad milenaria, como son la construcción del Museo de dinosaurios, el trazado de la variante hacia la carretera Cl-117, la ampliación del IEs 'Alfoz de Lara' y la edificación de un nuevo Centro de Salud

« Anterior Siguiente »



FEDEROPTICOS STUDIO

Búsqueda avanzada


Logotipo del Ayunamiento de Salas de los Infantes