EL FANTASMA DE LA INGORBERNABILIDAD PLANEA SOBRE EL CONSISTORIO DE SALAS - LA ALCALDESA AFIRMA LA MOCIÓN DE CONFIANZA ES LA ÚNICA VÍA


                
MUNICIPAL

El fantasma de la ingobernabilidad planea sobre el Consistorio de Salas

Cualquier escenario es posible en el sillón de la alcaldía salense
La moción de confianza está vinculada a la aprobación del Presupuesto para el actual ejercicio
 
 
 

Con la moción de confianza que la alcaldesa serranomatiega, la popular Marta Arroyo, planteará en el pleno extraordinario convocado en la tarde del próximo lunes, cualquier escenario es posible en el sillón de la Alcaldía.  Dicha cuestión de confianza está vinculada a la aprobación de los presupuestos del actual ejercicio que fueron rechazados por los tres grupos de la oposición, PRCAL, ACS y PSOE, en el pleno extraordinario celebrado el lunes 4 de marzo.

Si la regidora no supera la propuesta, al estar ligada a la admisión de los presupuestos anuales, se abrirá un plazo de un mes, durante el cual cualquier corporativo puede ser candidato a primer edil de una moción de censura, propuesta por, al menos, la mayoría absoluta de la sala.

En ese sentido, todo es posible, y los portavoces del Partido Regionalista de Castilla y León (PRCAL), Julián Ruiz Navazo; la Agrupación Cívica Salense (ACS), Jesús Ángel González García; y Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Asunción Velasco Cuesta, tendrían bastantes papeletas de ser elegidos para ocupar el cargo de primer edil. Los concejales aludidos, aunque no revelaron su postura ante el ‘match point’ planteado por el equipo de Gobierno del Partido Popular, tienen diferentes puntos de vista al respecto. Así, Ruiz hablaba de «desencuentro entre el PP y ACS, en su acuerdo de Gobernabilidad, pacto que no entendemos y del que estamos dependiendo completa y continuamente».

La edil 'lanzó el órdago' a la oposición en el Pleno de esta semana, ante la imposibilidad de aprobar los Presupuestos para 2013

Se votará mañana
 
 

CARMELO GARCÍA / Salas
La alcaldesa serranomatiega, Marta Arroyo, no ha dudado en lanzar 'un órdago' a los concejales de la oposición en el Ayuntamiento de Salas en forma de moción de confianza, vinculada ésta a la aprobación de los presupuestos de 2013, y que será debatida mañana lunes por la tarde. Arroyo asegura con firmeza que «se ha dado un plazo suficiente para que los grupos presentaran sus aportaciones a los Presupuestos» comentaba la edil.
Arroyo, para quien la moción de confianza no afecta al pacto de gobernabilidad suscrito con ACS, también pone encima de la mesa que «la legislatura está siendo complicada por la aritmética electoral -los concejales de la oposición superan en número a los del equipo de Gobierno-, y no encontramos más que trabas».
Mañana se saldrá así de dudas. Si los corporativos no otorgan su confianza a la alcaldesa salense se abrirá un plazo de un mes para presentar una moción de censura, con un posible candidato a la Alcaldía. Asimismo, si no se presentara dicha propuesta en ese plazo, quedaría sobreentendida la confianza, y la consiguiente aprobación de los Presupuestos del presente 2013.
Arroyo, dolida
Arroyo se mostraba a pesar de todo dolida, ya que en su opinión, «los grupos de la oposición no muestran voluntad de colaborar para resolver los problemas y continuamente, en todas las sesiones plenarias, nos acusan de mala gestión», criticaba.
Recordaba que «hemos ofrecido explicaciones y brindado oportunidades; por lo que aunque reconozco que los hemos presentado tarde, no vemos razones suficientes para rechazar los Presupuestos», reprochó la regidora.
Arroyo recordó como ejemplo de su afirmación, que «se ha llegado incluso a aceptarse algunas sugerencias y a darse las explicaciones pertinentes en una Comisión de Hacienda, pero parece que no hubo entendimiento, y la oposición sigue rechazando las cuentas que hemos elaborado», añadió.
Asevera la alcaldesa que «sin acuerdos no nos quedaba otra vía que la cuestión de confianza» argumentó Arroyo.
En ese sentido, el pasado jueves el concejal de Hacienda, Romualdo Pino, expuso la en una reunión la liquidación de 2012 -que arroja un balance negativo de 90.000 euros-, como ya fuera comentado en el Pleno del pasado mes de marzo.
Información considerada necesaria desde la oposición -que valoró positivamente el ajuste presupuestario de las cuentas de Hacienda- para que se pudiera dar el visto bueno a los Presupuestos de 2013.
Sin embargo, en opinión de los ediles del Partido Regionalista de Castilla y León (PRCAL), ACS y PSOE esto no fue suficiente, porque el equipo de Gobierno no aseguraba su compromiso de no utilizar el remanente de las obras de Castrovido, que suman 600.000 euros, como así se determinó en los presupuestos del año pasado.
«No han dado opción a ni a plantear en la Comisión de Hacienda de este jueves el control del posible déficit que se genere en el 2013», explicaba el portavoz de ACS, Jesús Ángel González

« Anterior Siguiente »



FEDEROPTICOS STUDIO

Búsqueda avanzada


Logotipo del Ayunamiento de Salas de los Infantes